Big Mouth es una serie animada de Netflix creada a partir de las historias adolescentes de Nick Kroll y Andrew Goldberg, se trata básicamente de dos púberes homonales llenos de cuestionamientos y dudas sexuales que empiezan a resolver solos a medida que pasan los capítulos. La primera vez que vi los dibujos, me dieron CERO ganas de ver la serie, pensé que por ser dibujos estéticamente feos no me iba a gustar, menos si se trataba de dos hombres descubriéndose y queriendo montarse todo.

Pero un día llegó mi pololo y me dijo que había leído que era muy buena y que planteaba temas interesantes, entonces accedí y en un fin de semana, vimos todo Big Mouth, ahora soy fan, quiero que todos y todas la vean, nivel “deberían hacerla un ramo obligatorio en el colegio”, es por eso que vengo a evangelizar con cinco razones para que te sientes, abras Netflix y hagas click.

1. Hablan de sexo,  pero hablan de verdad: Creo que este es el punto que más destaco y que más me gustó,  de hecho, creo que todos deberían ver la serie sólo por esto, Big Mouth habla con completa honestidad y un lenguaje muy simple sobre todo lo que pasa en la pubertad y cómo es cuando estás recién entendiendo todo este universo de orgasmos, placer, sexualidad y crecer, pero todo desde un punto de vista muy positivo y sin censura, entendiendo qué es crecer y qué es descubrirse como un ser humano sexual. Y no sólo es hablar de sexo, es la regla, el placer femenino, embarazo adolescente, identidad de genero, TODO.

2. Los personajes: La serie se centra en la vida de Nick y Andrew, dos adolescentes calientes que se pasean por la vida pensando en qué hacer para poder tener polola y tener acostarse con gente y saber todo de la vida, son chistosos y muy interesantes PERO no son mis favoritos, ¿cuáles son? obviamente: LOS MONSTRUOS HORMONALES, aunque a veces son un poco muy pervertidos (nada malo con eso en todo caso), creo que representan de forma muy real, ese monstruo hormonal secreto que TODOS Y TODAS tenemos en la cabeza. Menciones honrosas: Matthew, los papás de Nick, el hermano de Nick, Missy.

3. Jessi y su camino: Siento que en algún punto todas somos y fuimos Jessi, como cuando llega primera regla de la nada, o las primeras veces descubriendo nuestro cuerpo, las interacciones con la persona que te gusta, con todo lo que es entender qué es lo que está pasando a esa edad tan rara en la que tenemos cero control de nuestras emociones y nuestro cuerpo, todo el show que implica pasar de ser una niña a ser mujer, tanto en un nivel emocional como físico, Jessi está pasando por esto y todas sabemos que apesta.

4. La vida: Está basada en las historias reales-adolescentes-sexuales de los creadores, por eso es muy familiar y cercana, además no solamente es sexo todo el tiempo, también habla de otros temas que van de la mano con la naturaleza humana, por ejemplo,  la necesidad que tenemos a esa edad de encajar en un grupo o de impresionar a nuestros pares, de sentirnos parte de algo, habla de racismo, cuestionamientos varios, sentir vergüenza, de ver a tus papás separándose, del consentimiento, etc.

5. No hay otra serie similar: Ahora tenemos muchas series animadas buenísimas, pero no hay ninguna como Big Mouth, hay otras que tocan temas densos como Rick & Morty o BoJack Horseman pero ninguna habla de de sexualidad de forma graciosa pero a la vez educativa, por esto realmente creo que es una buena serie para ver en pareja, para recomendar y para ver sola repasando lo que fue haber sido adolescente.

Son sólo 10 capítulos, pero de esos mis favoritos fueron: “Everybody bleeds”, “Girls are horny too”, “Am i Gay?”, “The head push”.

Si no la han visto, ahí se las dejo, si ya la vieron, ¿qué opinan?