Ayer terminé de ver el documental ‘American Anarchist’, que está disponible en Netflix, y me pareció lo suficientemente interesante para venir a compartirlo acá. El film profundiza en la vida de William Powell, autor del polémico libro ‘The Anarchist Cookbook’, el cual se publicó en los años 70′ bajo una situación mediática muy compleja para el mundo, casi, como un tutorial para armar la revolución y con tutorial me refiero a recetas para hacer bombas, trampas, drogas, en general, cómo ‘desafiar a tu enemigo’ y lograr tus propósitos, en este caso, políticos.

Lo que me gustó, ignorando  lo detestable ‘e influenciadas’ que pueden ser las preguntas del periodista, es la discusión y/o cuestionamientos que surgen respecto al poder de la información y quién lo tiene o quién debiese tenerlo, asimismo, la información hoy es accesible desde muchas más fuentes y plataformas que en 1971 y aún así persiste la idea de que un libro, un videojuego o una película tiene la responsabilidad absoluta de grandes masacres y crímenes evitando el ejercicio de cuestionarnos como sociedad y/o cultura.

Por otro lado, el documental habla de William y de lo que motivó a escribir un libro que hasta los últimos días de su vida le trajo remordimiento. Como pieza única y política abre una discusión, pero también plantea una reflexión más personal, y que comparto con mucha empatía, el cómo no necesariamente podemos estar 100% de acuerdo con lo que pensábamos, antes en un papel que sigue vendiéndose en Amazon, hoy quizás un tweet.

¡Cuéntenme si lo vieron!