Cuando vi por primera vez BoJack Horseman estaba pasando por un momento fome vocacional. Estaba a poco de egresar y comenzar mi práctica. No sabía bien qué quería hacer y no tenía un sueño concreto. Ninguno. No sabía a qué quería dedicarme y creía que nada de lo que intentaba valía la pena porque nada sería lo suficientemente bueno, así que ¿para qué seguir haciendo cosas?. Como estudié una carrera artística decidí que “bueno, a lo mejor me falta inspiración, ¡veré más series!” aka procrastinar. Ahí me encontré con BoJack y como tenía mucho tiempo muerto averigüé muchas cosas de sus creadores y la producción. Llegué al blog de Raphael Bob-Waksberg y conocí a Lisa Hanawalt. Ahí algo hizo click.

Lisa Hanawalt es la productora y diseñadora de producción de BoJack Horseman, es decir, se encarga de decidir la línea estética total de una producción en grandes escalas. También diseña los personajes. Más que hablar sobre lo hermoso y creepy que encuentro su trabajo, les quiero hablar sobre el papel que juegan la ansiedad y frustración como “parte del proceso creativo”, que explica en el vídeo del final. El mensaje es claro: las emociones negativas pueden ser una gran inspiración. La ansiedad, el enojo y frustración pueden servir de motor, sigue intentándolo. Sentirte como una mierda puede ser parte del proceso, solo procura HACER ALGO . ¿Apestará? Sí ¿Será horrible? Sí ¿Pensarás en tirar la toalla? Sí. Pero es tu oportunidad para ver lo que hiciste y mejorar.

Hasta el día de hoy sigo dándome aliento de esa manera porque se me hace muy fácil estancarme y caer en un estado de autocompasión absurda por todas las cosas bacanes que no podría estar haciendo en lugar de tratar de hacer perder tiempo lamentándome. Quizás si lo intento demasiado terminaré siento tan bacán como Lisa.