No sé ni que año era pero yo estaba en un UMBRAL DE FANATISMO CUÁTICO por Britney, es decir, lo que hiciese Britney era una ley incuestionable. Por lo que ya se imaginarán lo que molesté a mi mamá cuando salieron las Skechers con ella como rostro, yo tenía las celestitas y las usaba para todo incluso en el colegio cuando me tocaba educación física, luego crecí y obvio que las encontré horribles, y “AY QUÉ MODA MÁS FEA USÁBAMOS” pero así como miles de cosas han vuelto o se han puesto de moda estas zapatillas están lentamente escalando a ser un must-have respetable Y POR LA CRESTA CREO QUE LAS QUIERO DE NUEVO.

Acá algunos looks con ellas y cuéntenme por favor si las tuvieron, compartamos nuestros #SKECHERSMOMENTS.