Anoche vi el documental ‘Minimalism: A Documentary About the Important Things’, un film que explora el minimalismo como ‘estilo de vida’. Por primera vez conciencié lo que abarca la palabra MINIMAL y es precisamente lo contrario, abarca muy poco, es el mínimo, vivir con lo mínimo.

En el documental exponen el minimalismo a través de experiencias de vida y/o estudios más relacionados con la ciencia, los cuales demuestran que estamos ‘creados’ para siempre sentirnos insatisfechos. Cuestión que explica el porqué cuando nos fijamos objetivos y logramos alcanzarlos siempre buscamos más, algo que termina por insertarnos en un ciclo infinito el cual, apoyado por un sistema político y cultural, tiene como resultado hacer que vivamos para trabajar y no al revés.

Sí, es más triste que la chucha, pero se respalda de que vivir con lo mínimo es pensar en cada una de las cosas que tienes ¿Por qué las tienes? ¿Qué valor te entregan? ¿Cuántas horas trabajaste para tenerl@? ¿Valió la pena? Es decir, que cada una de tus pertenencias esté ahí con una función, un motivo.

Se los dejo para que lo comentemos y de paso este artículo que, además de citar a varios de los que participan en el documental, entrega algunos consejos para comenzar a deshacerse de esos ‘preciados cachureos’.