Además de ser una fruta con increíbles beneficios diuréticos y antioxidantes, también tiene un atractivo por su forma única, es algo así como un ‘crush’ tropical. LAS PIÑAS SON BONITAS, así comenzaré este post, muy objetiva.

La obsesión-piñística comenzó con la colección de Kate  Spade, que iba desde carteras, bolsos, accesorios, carcasas, sandalias y un sinfín de otros productos, los cuales de inmediato se convirtieron en una tendencia hace al menos 2 años atrás.

screen-shot-2015-06-26-at-7-08-11-am

Sin embargo, la piña llegó para quedarse y no soy la única que piensa así, ya que la fruta sigue siendo un objeto de inspiración, acá les dejo unos ejemplos para arrastrarlos a la PIÑAMANÍA.

1- DECO

La primera fuente de inspiración es sin duda cosas para el hogar, desde el más famoso macetero-piña hasta canastitos para darle un aire primaveral a tu terraza.

2- MODA

Y como anticipábamos anteriormente la moda no se abstiene en lo que respecta a las piñas, vinculándola también en faldas, bikinis, zapatillas y bordados.

3- Accesorios y belleza

Y si te gustan pero tampooooco las quieres vestir o incorporar a tu casa de una forma tan protagonista, siempre puedes llevarlas en detalles como estos:

4- Fiesta, pastelitos y tatuajes

Y sí, las piñas también son una fuente de inspiración a la hora de elegir un tatuaje, hornear pastelitos o producir una fiesta con guirnaldas distintas ¡Y es que lo animan todo! ¿Será la forma de las hojas que las hacen ver más pelusonas? #Elmisteriodelapiña.

¿Y a ustedes les gustan las piñas? ¿Cómo las incorporarían a sus futuras tropicales vidas?