Cuando les hablé de las prendas básicas no mencioné el ‘vestidito negro’, pero no por que no lo considerase como tal, por el contrario, encuentro que es tan relevante que merece un post independiente. Su simpleza arrastra historia siendo un pequeño/gran desafío en el mundo de la moda.

La diseñadora Coco Chanel siempre tuvo un particular interés por lo neutro, sencillo y en esos tiempos, poco sofisticado. Se entiende bajo su historia, la cual comenzó desde el más humildes de los contextos para luego involucrarse con la alta alcurnia que por esos años estaba en la cúspide de la ostentación. Coco en el otro extremo, vestía singulares piezas que componían un look monocromo y minimal, sin embargo, cada elección respondía a una observación puntual, jamás al azar, en esa construcción estaba su talento y por esos años ya se estaba haciendo notar.

Aubrey Hepburn luciendo el clásico modelo de Givenchy 

El color negro siempre estuvo relacionado a los funerales, por lo que en aquellos años 20 era muy inapropiado que las mujeres no viudas lo vistiesen, y fue esa atadura social — e imagino un poco de agobio tras la muerte de su amado Capel — que hizo que la modista vistiese un vestido negro en un teatro atestado de mujeres con enormes pamelas y vestidos en tonos pastel. La prenda era la negación de todo lo que temporalmente estaba sucediendo en París, era el neutro elevado al máximo, y el cómo lo vistió, marcó una trascendencia única en lo que se consideraba hasta el momento ‘elegante’.

IGUAL AH 8D

Finalmente el Little Black Dress, supuso un concepto de libertad en el hecho de que todas las mujeres pudiesen lucir sofisticadas o chic bajo el recurso que tuviesen a mano, democratizando la moda y volviéndola accesible. Por lo demás, el LBD es un idea, en mi opinión, un poco OPEN SOURCE, un molde que varía según visión, cultura, inspiración, teniendo como resultado un sinfín de modelos que juegan bajos distintos cortes, largos y texturas. Es por eso que sin duda, y por mucho que te gusten los colores, deberías contemplar un pequeño vestidito negro en tu clóset, vestirlo para días formales o casuales supondrá un alivio inmediato en momentos donde estamos sin ideas de qué ponernos y damos vuelta todo el clóset para terminar escribiendo en Whatsapp que te dolía la guatita porque fuck the system and váyanse todos a la chucha — BASADO EN UNA HISTORIA REAL DE LOCURA Y MAÑA –.

Acá les dejo algunas variaciones para que se inspiren junto a mí y amemos LO DARKS ❤️.

Con zapatillas y en un formato relajado (fluidos, maxi o en modelo camisero)

Tacos y la formalidad DE MUJER ADULTA (la textura del vestido es primordial, ya que, a pesar de su neutralidad, se lleva el protagonismo resolviendo a su vez el tema de los accesorios y otros complementos)

Chao con los tacos loco (flats, ankle boots bajas, ugly shoes, todo está permitido y nuestros pies lo agradecerán ❤️)

Y ustedes, ¿Ya tienen su vestido — regalón — negro de la temporada?