Por respeto a los bros’ y sis’ que aún no ven Gilmore Girls: A Year in the Life mantendré el SPOILERS PIOLAS como advertencia, así que DETÉNGANSEEEE AHORAAAA y mejor vayan a ver esta guerra de potos de shibes.

Para los que sí la vieron, y están dispuestos a leer algo al respecto MESES DESPUÉS, les traigo un tema puntual, uno sólo: Rory Gilmore.

Rory, sí, la misma Rory que desde el primer capítulo la plantearon como ‘lo opuesto de Lorelai’, estudiosa y nerd desde la concepción más profunda del término. algo tímida o torpe, la vemos cambiar sutilmente temporada tras temporada o al menos, en un vaivén donde se buscaba así misma, en fin, Rory se formó bajo un arquetipo que implícitamente nos hacía generar expectativas de su personaje o las dimos por asumidas, al menos eso dicen las búsquedas de Google tras el término (¿O no?) de la serie.

Personalmente sentí que sí, la línea narrativa de Rory era la menos constante, pero estoy conforme con ello, cuando vi la serie por segunda vez conecté más con Lorelai (Y KIRK OBVIO 8D) que con Rory y lo atribuyo a que me siento más ‘señora chistosita pseudo-joven al lote’ que adolescente ordenadita e impulsiva, la hueá es que cientos de artículos sólo exponen cuán decepcionados se sienten de Rory, que fracasó como periodista, que era ‘la gran promesa’, que no tenía que terminar como Lorelai, que no aprendió nada de su mamá y que cómo se involucra con un hombre casado DONDE MÁS ENCIMA QUEDA EMBARAZADA, DIOS MÍO, MI CHICA’.

Y yo digo, primero, ESTAMOS HABLANDO DE ALGUIEN IRREAL, despojándome de lo esquizofrénico que es analizar a tal nivel un personaje ficticio, me preguntaba el porqué, por qué tanto color, y el color sólo es la respuesta a un síntoma culiao’ de una sociedad, me incluyo, donde generamos expectativas tan estrictas de nosotros mismos que cuando algo ‘no encaja’ simplemente terminamos por atrofiarnos. No concebimos que alguien de 32 años, que tuvo ‘un buen pasar’, que hizo todo ‘como debía hacerlo’, esté ahí, sin pega estable, sin una pareja ‘oficial’ y más encima con una guagua, independiente de las opciones que tengamos hoy en día es la estructura lo que pesa, lo que ‘debemos’ estar haciendo a tal edad, es inconsciente, es lo que nos pasó cuando siendo niñas vimos a Britney raparse la cabeza y golpear a un periodista con un paraguas, yo dije ‘AY BRITNEY, ME DECEPCIONASTE, AHORA ERES UNA LOCA’, y ya, sí, se había piteao’ pero es una presión que hoy, teniendo 27 años. logro comprender en una mayor perspectiva.

Entonces, el ‘role model’ de Rory se salió de lo que esperaban y ‘QUÉ PENSARÍA TU ABUELO RORY CULIÁ POR LA CHUCHA, QUÉ VAI’ A HACER AHORA’, yo sólo pienso en este artículo donde más que millenials de Snapchat y cuánta red social se nos presente, somos un manojo de estrés, de vivir constantemente pensando en el futuro y creándonos una ansiedad tan densa que el ‘no dormir bien’ es el menor de nuestros problemas. 

Yo apaño a Rory, la apaño y le presto mi pieza chica hasta que consiga pega, porque hoy en día ajustarnos a nuestros propios tiempos y fijarnos nuestras propias metas es una postura casi confrontacional, así que RORY, VAMOS, VAMOS POR ESE FUTURO QUE QUERAI’ TÚ Y NADIE MÁS.

Ahora, cuéntenme ustedes ¿Qué les pareció el final de Rory? ¿Tienen teorías posteriores? ¿Qué opinamos de las calugas de Logan?