Por Camila Zavala

Revisa la primera parte de esta serie aquí.

El vídeo, parte 1. Aspectos generales.

El video nos lleva a desde 1976 al 2016, mostrándonos variados atuendos y estilos que se dieron en las principales calles y distritos de Tokio años tras año, al mismo tiempo en que aparecen distintos artistas musicales famosos haciendo un cover de la icónica canción “Konya wa Boogie Back” de Scha Dara Parr feat. Ozawa Kenji.

Dance Floor ni hanayaka na hikari
Boku wo sotto tsutsumu you na Harmony
Boogie Back, Shake it up, kamisama ga kureta
Amai amai Milk and Honey.

Cabe mencionar que los atuendos mostrados corresponden a una adaptación moderna más que una representación histórica genuina. Además, este video no es a un proyecto de investigación ni nada por el estilo y más bien es un clip comercial que acompaña la celebración de los 40 años de la empresa y el lanzamiento del libro WHAT’S NEXT? /TOKYO CULTURE STORY, de la editorial (adivinen) MAGAZINE HOUSE, con muchos más detalles y anécdotas de la historia de la cultura pop de Tokio.

Es por esta razón que en algunas ocasiones hay desajustes y confusiones con la aparición exacta de algunas tendencias o su apogeo. Como por ejemplo la aparición de SEIJI de la banda Guitar Wolf, que en el vídeo aparece en el año 1981, sin embargo el grupo se forma en 1987, pero no podemos negar que se vieron muy influenciados por el estilo #ROCK’N_ROLL que en realidad surge en Tokio a mediados de los 70’s.


Karasu-Zoku: o “Tribu de los Cuervos”. Jóvenes e intelectuales estudiantes, que vestían completamente de negro al estilo Yohji Yamamoto, Comme des Garçons.

También partes altamente pasadas por alto, como las populares Lolitas (bueno, parece su versión pre-histórica #PUNK_LOLITA, bajo el encabezado VIVIENNE WESTWOOD cuya influencia victoriana seguramente dio paso al interés en ese estilo), o las grandes marcas de lujo europeas (porque todos sabemos que las japonesas A M A N las carteras Louis Vuitton), o los populares Furugiya (tiendas de ropa usada) de los nostálgicos barrios Shimokitazawa y Koenji. Ni rastros vimos del Visual Kei…

Lo que hace preguntarme entonces, por qué se incluyeron partes que claramente no tienen relación directa con el público al cual estaba dirigido el tipo de marcas y tiendas que aparecen. Las Ganguro Gals y las #YAMANBAS (¿no hay lolitas pero si el movimiento más extremo de las gyarus?) probablemente nunca compraron en otro lugar que no fuera el Shibuya 109, mucho menos en alguna tienda Beams. O el movimiento otaku (#Hatsune_Miku, #niconico, #VOCALOID) junto con el movimiento #IDOL (No sé quién es #Team Shachihoko LMAO, supongo que un mejor ejemplo habría sido AKB48 o Momoiro Clover Z).

Aun así, el video está bastante bueno, y las ambigüedades históricas se deben probablemente a la construcción del curso del video y la inclusión algunos hechos notables se agradecen. De nuevo, el video no es una tesis de magíster en historia cultural contemporánea. Tampoco es para desacreditar el esfuerzo de la producción, a mí personalmente me encantó el video y el libro. La transición año tras año y como de a poco los personajes van adquiriendo movimiento, como pasan de un estilo musical a otro y cómo interactúan distintos estilos, dejan en evidencia el estupendo trabajo realizado. La mención de los movimientos culturales protagónicos (DC Boom, UraHara Movement, #Shibuya-Kei) y la aparición de músicos importantísimos (como Maki Nomiya, vocalista de Pizzicato Five, o Kan Takagi, unos de los iniciadores de Hip Hop en Japón), “tribus” emblemáticas (Takenoko-Zoku, Karasu-Zoku), sucesos determinantes (Harajuku Hokoten) y un largo etc, etc.

Los puntos más importantes los veremos con un poco más de detalle en la 3era y última parte de este artículo.

Imágenes dela sesión fotográfica de los estilos mostrados en el video y libro. Cortesía de la página web especial del evento en www.beams.co.jp. La página estuvo disponible desde octubre de 2016 hasta en marzo de este año.